Videos sobre san Agustín (354 – 430)

Escrito en 07/08/2012 por Rita de Casia en Noticias y Eventos

San Agustín (1 )

San Agustín (2)

San Agustín de Hipona doctor de la Iglesia (3)

La vida de los grandes personajes y santos los conocemos, en general, por el testimonio de sus contemporáneos. La de San Agustín la conocemos, en gran parte, por el mismo santo, que en su libro las CONFESIONES, se dirige a Dios para confesar sus miserias y debilidades, y para alabarle y darle gracias por los dones recibidos. Las Confesiones abarcan más de la mitad de su existencia, desde su más tierna infancia hasta su llegada al episcopado.
Para saber lo que fue en su primera infancia no preguntó a los libros, ni tampoco a su madre o a los que lo habían criado; observó a los niños pequeños y, éstos le enseñaron lo que ellos mismos ignoraban. ¨Recibiéronme los consuelos de la leche humana, de la que ni mi madre ni mis nodrizas se llenaban los pechos, sino que eras tú, Dios mío, quien por medio de ellas me dabas el alimento aquel. Yo no sabía entonces sino mamar, saborear el placer, llorar las molestias de la carne y, nada más. (Conf. 1,7).

Después empecé también a reír, primero durmiendo, luego despierto¨ (Conf. 1,8). Su primera sonrisa fue, sin duda alguna, para la joven madre, que velaba junto a su cuna.

Seguramente manifestó entonces algunas de las maldades que más tarde observó en los niños de pecho. ¨Vi yo y hube de experimentar cierta vez a un niño envidioso. Todavía no hablaba y, ya miraba pálido y con cara amargada a su hermano de leche¨ (Conf.1,11).

Este primer período de su vida se confunde con el de sus padres y nodrizas y no deja rastros en la memoria.
Antes de despedirse de esta ¨infancia muda¨, Agustín eleva un himno de alabanza y gratitud. “Eres Tú, Señor Dios mío, quien diste vida al niño, con este cuerpo provisto de sentidos, compuesto de miembros, revestido de hermosura. Para asegurar su integridad y perfección lo dotaste de todos los instintos del ser viviente. Tú me mandas que te alabe por tales dones y te confiese y cante a tu nombre altísimo. Aunque sólo hubieras hecho esto serías Dios omnipotente y bueno, porque sólo Tú puedes hacer, Tú, principio de toda medida, origen de toda hermosura, regla de toda armonía (Conf. 1, 12)”

Deja un comentario

  • diciembre 2017
    D L M X J V S
    « Nov    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
  • Social