XXI Del tiempo ordinario( 21 de agosto) Mt.16,13-20

Escrito en 21/08/2011 por Rita de Casia en Reflexiones Dominicales

La Misión de Pedro, Jesús decide edificar la Iglesia, sobre un hombre que dio muestras de ser barro,  (VIDEO)

 

Las lecturas bíblicas de hoy:

Is.22,19-23; Sal 137,1-3; Rom 11,33-36; Mt 16,13-20

       I.            Te echaré de tu puesto, te destituiré de tu cargo. Sebná, mayordomo del palacio real en Jerusalén, cree tener un puesto vitalicio y abusaba de él. El profeta Isaías recuerda la precariedad de los puestos  en las instituciones que afectan al poder, pues no son perpetuas y en política es fácil caer de lo más alto a lo más bajo. Hay en el texto bíblico una referencia simbólica que nos lleva al texto evangélico de Pedro: las lleves, indicando capacidad de legislar y gobernar y que será dentro del reino mesiánico.

    II.            San Pablo nos invita a profundizar en el misterio en cuanto supera cualquier capacidad humana. Los caminos de Dios nos muestran una gran riqueza para los que van por el camino de la humildad.

 III.            La escena de la confesión de Pedro de que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios vivo, es, según los especialistas, el centro del evangelio de san Mateo. Todo el evangelio de Mateo sería la primera parte  de preparación para esa confesión mesiánica y después, la proyección en el cumplimiento de la misión de Jesús con su muerte y resurrección y la formación de la comunidad de discípulos, la Iglesia. En ella se dan los poderes de regir, gobernar y de santificar.

El Mesías:

El reconocimiento de Simón Pedro  de la verdadera identidad de Cristo señala el momento culminante de la experiencia de los apóstoles y de la Iglesia, que tiene en Cristo su fundamento. El reconocimiento de Pedro sobre Jesús es que en él ve toda la plenitud de lo anunciado sobre el Mesías y que se prolonga al futuro, que marca la historia de dos mil años de la Iglesia y lo que implica su presencia hoy en el mundo.

Pedro:

El reconocimiento de Jesús y el conferir a Pedro el primado es esencial. Es un servicio que busca la unidad de la fe y de la caridad. El primado de Pedro, trasmitido a los papas, ha sido en diversos momentos cuestionado con incomprensiones, divisiones y hasta odios. El conjunto Pedro-Iglesia-Papa tiene una función propia. Sólo sobre la piedra autentica, Cristo y su Vicario, se fundamenta la Iglesia, en ella se da la potestad de legislar, interpretar, gobernar y santificar.

Actualidad del Primado:

¿Puede seguir funcionando el papado o es una institución pasada de época? Otros dicen: En esta época que está marcada por la libertad,  ¿qué hace el Papa manteniendo la firmeza de la fe, hablando de verdades inmutables, fundamentales? ¿Qué respuesta doy?  Es precisa: sigue siendo necesaria la fe, la existencia de la Iglesia y de la jerarquía dentro de ella. Me decía lo siguiente un convertido del judaísmo a la Iglesia católica: Me convertí porque en la mía no había sacramentos. Estos son admirables, especialmente el sacramento de la Eucaristía y el de la Reconciliación. La unidad en la fe, la enseñanza del papa y de los concilios  da firmeza a nuestra fe, no depender de la opción de un autor o de un grupo, es lo que me llevó de un grupo evangélico a la Iglesia católica, afirma otro convertido.

San Agustín:

Como sabéis, el Señor Jesús eligió antes de su pasión a sus discípulos, a quienes llamó apóstoles. Entre ellos sólo Pedro ha merecido personificar a toda la Iglesia  casi por doquier. En atención a esa personificación der toda la Iglesia que sólo él representaba, mereció escuchar: Te daré las llaves del Reino de los Cielos. Estas llaves no las recibió un solo hombre, sino la unidad de la Iglesia. Por este motivo se proclama la excelencia de Pedro, porque era figura de la universalidad y  unidad de la misma Iglesia cuando se le dijo: Te daré, lo que en realidad se daba a todos. Para que veáis que es la Iglesia la que recibió las llaves del Reino de los Cielos, escuchad lo que en otro lugar dice el Señor a todos sus apóstoles: Recibid el Espíritu Santo. Y a continuación: A quien perdonéis los pecados les quedan perdonados, y a quienes se los retengáis les serán retenidos. Esto se refiere al poder de las llaves, del que se dijo: Lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo, y lo que atáis en la tierra será atado en el cielo. Pero lo de antes se dijo sólo a Pedro. Para ver que Pedro personalizaba entonces a toda la Iglesia, escucha lo que dice a él, y en él a todos los santos fieles: …lo que atéis en la tierra quedará atado también en el cielo, y lo que desatáis en la tierra será desatado también en el cielo. La paloma ata, la Paloma desate. Ata y desata el edificio levantado sobre la piedra. Teman los atados, teman los desatados (San Agustín, Obras completas, BAC, XXV, 2570. 

P.José Jiménez de Jubera

Deja un comentario

  • julio 2017
    D L M X J V S
    « Jun    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Social