Primer Domingo de Adviento: Mirad, vigilad, pues no sabéis el día ni la hora.

Escrito en 30/11/2014 por Rita de Casia en Reflexiones Dominicales

  [fbshare]   ADVIENTO jj                                            

v Isaías 68, 16b-17.19; 64, 2b-7: Tú, Señor, eres nuestro padre, tu nombre de siempre es “Nuestro Redentor”.

v Salmo 79: Oh Dios, escúchanos, que brille tu rostro y nos salve.

v 1 Corintios 1,3-9: Pues por él habéis sido enriquecidos en todo.   

v Marcos 13, 33-37: Mirad, vigilad, pues no sabéis el día ni la hora.  

Adviento:

Detengámonos en el significado etimológico de esta palabra, cuyo origen está en el latín y es una palabra compuesta de

  • Ad – un prefijo que indica acción, trabajar en lograr…
  • Ventus – venida.

“Adventus” que podría traducirse  por trabajar en la venida, preparar la venida. Así sería el tiempo litúrgico de Adviento: preparar la venida del Señor, una venida que tiene dos realidades:

  1. La Venida del Hijo de Dios para hacerse hombre: En el principio existía la Palabra y la palabra… (La segunda persona de la Santísima Trinidad), estaba en el principio junto a Dios. Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros (Jn 1,1.2.14). Esto sucedió en un tiempo concreto hace algo más de dos mil años y en un lugar concreto, Belén, pero fue un hecho que transcendió el lugar y el tiempo. Que es lo que hace la liturgia que recuerda y celebra los acontecimientos de nuestra salvación. Hoy nace Dios para muchos, no en el pueblo de Belén, sino en su corazón y en las celebraciones litúrgicas.
  2. Adviento es asimismo celebrar la venida de Jesús al final de los tiempos. Nosotros confiados en la promesa del Señor, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva en que habite la justicia (2Ped 3,13). Esto nos obliga a un trabajo tomado con mucha seriedad para hacernos dignos de poder gozar de esta hermosa realidad. Y ese trabajo es hoy: Por tanto, queridísimos hermanos, mientras esperáis estos acontecimientos, procurad que Dios os encuentre en paz con él, inmaculados e irreprochables. Considerada que la presencia de Dios es nuestra salvación  (2Ped 3,14).

Actualizar a Cristo:

Jesús está viniendo continuamente a mi persona, a mi familia, a mi comunidad y al mundo y no es solo recordar esos hechos en un tiempo litúrgico para despertar en nosotros alguna añoranza (algunos dicen: si yo hubiese estado en Belén…Si yo hubiera escuchado sus palabras… Visto sus milagros…). Jesús vine porque vivimos en una humanidad necesitada constantemente de redención y eso es la Venida de Jesús, como escuchamos al evangelista san Lucas: se acerca nuestra liberación (Lc 21,28). Porque solo Dios puede liberarnos de nuestros pecados, de nuestras esclavitudes y miserias. Necesitamos que Jesús venga y nos salve.

Tiempo de espera:

Es el Adviento  preparar la Venida de Señor, que el buen Dios, que nace en Belén, nazca en cada uno de nosotros también. Por eso la mirada y súplica del profeta; Tú, Señor, eres nuestro padre, tu nombre de siempre es “nuestro Redentor” (Is 63,16). De esto quiero recalcar:

  • Dios es nuestro Padre.
  • Dios es nuestro Redentor.

En Cristo Jesús se realiza la manifestación plena de Dios como la Santísima Trinidad.

Estemos vigilantes:

Me han caído siempre muy graciosos los avisos que he visto en algunas tiendas, sobre todo en los Andes: hoy no se fía, mañana sí. Vuelves al día siguiente, y el mismo letrero… Esto lo aplico a algunos cristianos que perciben que no viven de acuerdo a su fe como esposos, padres, hijos, ciudadanos… y hablan de cambiar – convertirse –  pero siguen igual al día siguiente, al año siguiente… No podemos celebrar la Navidad de cualquier manera, san Pedro nos pide que Dios nos encuentre en paz con él (2Ped 3,14).

Ese hoy, según Jesús, es: Vigilad, pues no sabéis cuando es el momento (Mc 13,36).

Somos amigos de rezar para que el buen Dios nos conceda una buena muerte; llevemos una vida de acuerdo a la voluntad de Dios y no habrá situación inesperada.

Que Adviento sea un tiempo de conversión y de esperanza.

Deja un comentario

  • junio 2017
    D L M X J V S
    « May    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  
  • Social