LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR JESÚS, Ciclo “A”, 6 de agosto

Escrito en 04/08/2017 por Rita de Casia en Reflexiones Dominicales

LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR  JESÚS                         Ciclo “A”                                                                                                                                         

Una fiesta especial

Es la que celebramos hoy, llamada la Transfiguración del Señor Jesús, que realiza en Jesús en un monte en presencia de tres de sus apóstoles. La Iglesia considera de mucha importancia este hecho pues, además de celebrar anualmente la fiesta, en los segundos domingos de cuaresma de los tres ciclos se lee este evangelio.

¿Qué mensaje nos da a los discípulos de Jesús este hecho?  Pues lo encontramos con el mismo significado que lo fue para Pedro, Santiago y Juan, los tres testigos del acontecimiento: confirmando en la fe en él como Mesías, después de que Pedro había confesado esto y Jesús les había indicado que iba a ser apresado, condenado y ejecutado en la cruz. Necesitamos nosotros en los tiempos que corren que nos anime, que dé sentido a todo lo que vemos: pasión de hermanaos inocentes, ejecuciones a muerte de indefensos e injustas… Y, ¿nuestra vida? Pues debe ir en la misma dirección que la de Jesús.

En toda su majestad dice el libro del Apocalipsis que es Alfa (principio) y Omega (fin) de todo lo creado. San Agustín comenta este hecho con un fino sentido de lo que es Jesús. No hablemos del milagro de la Transfiguración, dice; hablemos del milagro que realizaba cada día por los caminos de Palestina sin descubrir su divinidad. Como el gran milagro, único, que Jesús realiza hoy al quedarse en la Eucaristía y darse en alimento bajo las especies de pan y vino. Sí, nuestra vida material se llena de la inmortalidad del Hijo de Dios y llegamos a la plenitud cristiana. Si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros (Jn 6,53).

Textos bíblicos

  • Daniel 7,9-10.13-14: A él le dio el poder, honor y reino. .
  • Salmo 96, 1-2.5-6.9: El Señor reina, altísimo sobre toda la tierra.
  • 2Pedro 1,16-19: Habíamos sido testigos oculares de su grandeza. .
  • Mateo 17, 1-9: Se transformó delante de ellos y su rostro resplandeció como el sol.

Comentarios a cada una de las lecturas

  1. El autor del libro que llamamos de Daniel usa en varios pasajes los que las ciencias bíblicas denominan lenguaje apocalíptico. Se basa en una mezcla y de interpretación de la historia con el presente y que proyectan un futuro… (Me río, porque esto me ha salido muy “bonito”, pero no sé si para que mis queridos lectores lo entiendan). Usa signos y símbolos – démonos cuenta del libro del Apocalipsis, de donde le viene el nombre. Así basándose en la historia de Israel, especialmente el destierro a Babilonia con Nabucodonosor hasta el presente de escribirse el libro con las persecuciones de los Antíocos, sucesores de Alegrando Magno. Ellos, como leemos en los libros de los Macabeos, se empeñaron en desarraigar la religión de Israel y sus costumbres, implantando el helenismo… La lectura de hoy nos lleva a la corte del trono de Dios, el anciano, rodeado por los santos, que reciben a una especie de hombre, que se refiere a Jesús triunfador de la muerte. En Él están el poder, el honor y el reino.
  2. El salmo 96 (98 en la denominación hebrea) es una himno a ensalzar la realeza divina. Es, además, un salmo mesiánico – Cristo Jesús es el Rey- en cuanto que, con su obediencia al Padre, triunfa del mal que provocan las naciones. Por  eso el inicio del salmo: El Señor reina, la tierra goza, se alegran las islas.
  • Pedro fue testigo de la Transfiguración: Habíamos sido testigos oculares de de su grandeza. Destaca la voz del Padre que en el hecho de escucharle impresiona a los tres apóstoles presentes: este es mi Hijo, el amado, en él yo me complazco.
  1. El relato del evangelista Mateo de la Transfiguración está lleno de resonancias y signos del Antiguo Testamento, der ahí la aparición importante del Moisés – el gran legislador – y de Elías – el gran profeta-. Jesús es la unión de los dos Testamentos, y el definitivo y único legislador y profeta) es la Palabra de Dios). La tradición cristiana pone este hecho en el monte Tabor, en Galilea, pero los evangelistas Mateo y Marcos habla de salió a un Monte. El hecho en sí es una teofonía (teo – Dios; fonos– luz). Jesús afirma en otro pasaje de los evangelios: Yo soy la luz del mundo. La proyección teológica de este hecho está en está en la afirmación de Pablo: nos ha precedido a los que en él creernos.

Oración

¡Oh buen Dios!

Contemplo tu divina Transfiguración y pienso las limitaciones que tenemos los humanos y en las que estamos atrapados.

Dame la luz del Espíritu Santo para contemplarte y cumplir lo que dice el Apóstol:  Si vivimos con él, reinaremos con él.

Es el anuncio de la glorificación,  nos dice que se pasa por el dolor…

San Pablo

He buscado un testimonio en el Apóstol que tiene lugar cuando despide a los presbíteros de Asia Menor en Éfeso: Pero a mí no me importa la vida, sino completar mi carrera y cumplir el ministerio que recibí del Señor Jesús; ser testigo del Evangelio de la gracia de Dios (Hch 20,24).

Deja un comentario

  • agosto 2017
    D L M X J V S
    « Jul    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Social