IV Domingo de Pascua:El Buen Pastor y la Jornada Mundial por las Vocaciones

Escrito en 21/04/2013 por Rita de Casia en Reflexiones Dominicales

                                                         

v Hechos 13,14.43-52: Ya que rechazáis la Palabra, nos dirigimos a los paganos.

v Salmo 99, 2.3.5: Somos su pueblo y ovejas de su rebaño.  

v Apocalipsis 7,9.14b-17: El cordero será el pastor y los conducirá hacia fuentes de agua viva.

v Juan 10,27-30: Mis ovejas escuchan mi voz y yo las conozco y ellas me conocen.  

El Buen Pastor y la Jornada Mundial por las Vocaciones:14.11.1

Es el domingo cuarto de Pascua y consideramos a Jesús el Buen Pastor y la Jornada Mundial por las Vocaciones. En   Jesús nos fijamos, en él encontramos el pastor por excelencia.  Unimos a ello la importancia de las vocaciones para poner en práctica lo que Él nos indica: La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues al dueño de la mies que envíe operarios a su mies (Lc 10,2). Jornada para que todo el Pueblo de Dios, la Iglesia, el rebaño de Jesús: obispos, sacerdotes, religiosos, catequistas, padres de familia, educadores… tomen conciencia de la necesidad que tiene ella misma de pastores y que los mismos pastores son llamados a responder y a comprometerse en la tarea evangelizadora de Cristo.

Cómo comprometernos con el Pastor:

Jesús es el único y el mejor Pastor, los demás lo son en cuanto participan de él. Jesús es, además, el definitivo Pastor; Dice el Señor:”Yo soy el Alfa (el principio)  y la Omega (el final), el que es, el que era y ha de venir, el todopoderoso (Apc 1,8) Jesús nos conoce a cada uno, nos tiene reservado un sitio para acogernos siempre y nos ha puesto un nombre que nos individualiza, nos separa de la masa, nos hace ser personas en todo. Porque al justo el Resucitado le dará… una piedrecita blanca y escrito en ella un nombre nuevo, que nadie conoce sino aquel que lo recibe (Apc 2,17).

Ovejas dóciles a su voz:

¡Cuidado! No todo el que sigue a Jesús lo sigue, porque  no le conviene lo que escucha o busca otra cosa (en torno al placer y al poder, los nuevos ídolos). A esa gente llega la palabra de san Pablo invitándoles  a la conversión y  responden  con insultos. Y tienen que escuchar la sentencia condenatoria del Apóstol: Teníamos que anunciaros primero a vosotros  la Palabra de Dios; pero como la rechazáis y no os consideráis dignos de la vida eterna, sabed que nos dedicamos a los gentiles (Hech 13,46).

La Palabra de Dios se cumple:

Vivimos en un mundo del dominio de las estadísticas, de los referéndums. Se menciona el asentimiento de la mayoría para justificar hasta lo más injustificable. ¿Acaso la verdad depende de tener mayor votación? ¿Acaso lo que defiende un número mayor de personas va a ser valeroso por eso?  Yo no sé cómo percibirá un pajarito el mundo que le rodea, pero  sí estoy seguro que es de una forma totalmente distinta a como nosotros lo percibimos. El mundo no es el del pajarito… La verdad se justifica en sí misma, la acepten pocos o muchos. Lo absurdo es llegar a realizar un referéndum para saber si algo es verdadero o falso. Por eso hemos caído en el relativismo. Doctrina según la cual el conocimiento humano solo tiene por objeto relaciones, sin llegar nunca al de lo absoluto. Todo carece de sustrato permanente y consiste en la relación de los fenómenos, lo superficial. ¿Qué se está consiguiendo con el relativismo en lo que fue la “cristianísima” Europa? Cada vez mas lejos del Dios verdadero y entregándose a cualquier cosa y creando ídolos que cada vez tiene más adoradores. .

Por eso los valores cristianos son cada vez son menos entendidos y aceptados. Los auténticos cristianos son  tenidos como unos bichos raros y perseguidos de distintas maneras y formas, porque no hacen contubernio con ellos en el camino de la injusticia. Ser cristiano auténtico hoy día es llevar la cruz de  contradecir a los que buscan lo inmediato, lo fácil, lo placentero…y ser perseguido, burlado… El triunfo está de parte de los que trabajan por vencer con las armas de la verdad y el amor: Estos son los que vienen de la gran tribulación, han lavado y blanqueado sus ropas en la sangre del Cordero. Por eso están ante el trono de Dios  dándole culto día y noche en su templo (Apc 7,14-15).

Un pastoreo de todos:

Me viene a la mente la expresión del papa Francisco en su homilía de la Misa Crismal del Jueves Santo y expresada ante un grupo de obispos, abundantes sacerdotes de Roma y los fieles: debemos oler a ovejas. El que anda con las ovejas, como buen pastor, coge a los corderos, atiende a las heridas o atrapadas en la maleza… acabando bien impregnado del fuerte olor que ellas emiten. En la Iglesia Cristo es la cabeza y todos los demás – papas, obispos, fieles, religiosos…- somos los piedras vivas para la construcción  de ese edificio espiritual y ser piedras vivas nos obliga a ser pastores los unos de los otros, estar mezclando nuestros olores para conseguir el proyecto común en el que cada uno desempeña una función propia. La Iglesia no es monolítica, sino una mezcla de vidas distintas y dispares de distintos olores.

Así hoy la Jornada Mundial de las Vocaciones nos compromete a todos con toda clase de ayuda, especialmente a llevar una vida santa entregada al apostolado según mis posibilidades y dones recibidos. Todos tenemos a nuestro lado a quien acompañar, a quien ayudar, a quien dar afecto y cariño… sobre todo con los ancianos y enfermos.

En concreto:

Hablando de responsabilidades: ¿Qué  por los sacerdotes? ¿Cómo me comparto con los ministros que sirven a la comunidad: catequistas, ministros de la Palabra, de la música, monitores, lectores, ministros extraordinarios de la Eucaristía, tan importante llevando la comunión a enfermos y ancianos?  Nuestra oración y nuestra entrega, afecto y cariño a todos y por todos en Cristo Jesús. Amén.

Deja un comentario

  • septiembre 2017
    D L M X J V S
    « Ago    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
  • Social