Domingo I de Adviento , Ciclo A, 01/12/2013

Escrito en 01/12/2013 por Rita de Casia en Reflexiones Dominicales

Diapositiva1
 Isaías 2, 1-5: Venid, subamos al monte del Señor… Caminemos a la luz del Señor.
 Salmo 121,1-9: ¡Qué alegría cuando me dijeron vamos a la casa del Señor!
 romanos 13,11-14: Despojémonos de las obras de las tinieblas.
 Mateo 24,37-44: Estad en vela.

Principio y fin:
Iniciamos el año litúrgico y es hablar – las lecturas bíblicas nos invitan a ello – del principio y el fin de las cosas, del ser humano, del cosmos.
Desde antiguo encontramos este principio: todo lo que tiene principio, tiene que tener fin. Y en líneas generales es real. Existe una excepción: el ser humano tiene principio y no tendrá fin, pues su vida es un ir construyendo poco a poco la Vida eterna.
¿Cómo es esto? Me lo pregunto porque sabemos que es muy general los que piensan que la vida eterna no existe, dicen que la evolución llegó hasta el hombre, pero este no se diferencia en su fin de las demás cosas y animales.
La teología nos abre caminos de conocimiento que no encontramos por nuestra propia mente, y así san Pablo nos abre a la idea que a mí me llena de gozo: Dios crea al hombre y a la mujer a su imagen (libro del Génesis) y esa imagen, según el mismo Pablo, es el Hijo, la segunda persona de la Santísima Trinidad. Y aquí lo importante en esto para mí: somos creados a imagen y no de cualquier imagen, sino a imagen de Cristo Jesús. ¿A dónde nos lleva esto?
El Hijo de Dios es eterno, al hacerse hombre es Cristo Jesús, que tiene principio como hombre, pero no tendrá fin, pues, además, llega harta morir, pero triunfa sobre la muerte. ¡Cristo Jesús ya no puede morir!

Hacia el más allá:
El día a día de lo que hacemos, por pequeñas que parezcan nuestras obras, es ir sembrando transcendencia. Mi vida, así, se convierte en ir sembrando semilla de eternidad. Esto lleva a vivir según lo pide la liturgia de este tiempo, recodando lo que en teología se llama novísimos: muerte terrena, juicio, cielo o infierno como decisión final que se vamos creando en las obras de cada día. Volvemos a lo dicho anteriormente: vamos espaciando semillas que nos llevan a la nueva tierra y a los cielos nuevos, de que nos habla el Apocalipsis.

Tiempo de Adviento:
Literalmente viene Adviento de dos palabras latinas: ad (prefijo que indica acción, ir hacia…) y ventus (venida), dando el significado de preparar, hacer llegar, refiriéndose, por supuesto, a la llegada del Señor, que nace en Belén y quiere nacer en cada uno de nosotros también. No es, por tanto, preparar solo la venida del Hijo de Dios, sino mucho más, prepararme yo, prepararse también la comunidad cristiana, para que Él pueda nacer.
Puntos importantes de la Liturgia:
El mensaje de los grandes profetas, especialmente Isaías, invitándonos a preparar el camino de la salvación del Señor. Para Isaías, fundamentalmente, este mensaje es de justicia y paz.
Las lecturas del apóstol Pablo en este tiempo son una llamada a la austeridad. Un aspecto de la austeridad es ser transparentes en todo, con las palabras y con los hechos.
Es Juan el Bautista que llama a rectificar el camino: a la conversión.
No podemos estar a lo que venga, sino vigilantes, pues la llegada del Señor es imprevista: estad en vela. Son las palabras que el evangelista Mateo pone en boca de Jesús.

Preparando la Navidad:
Los medios de comunicación nos presentan ya hace semanas la llegada de la Navidad con toda una propaganda muy especificada para estimular el gasto. En tiempo de crisis es lago escandaloso, cuando tantos hermanos nuestros sufren por la falta de trabajo, etc.
En las salas de espera del hospital, muy frecuente en estas últimas semanas, los regalos para Navidad es un tema de conversación común.
¿Qué regalo, que sea espiritual, quermés hacer a la persona (s) que amamos?

Mi saludo especial desde el hospital en donde estoy internado y me ha permitido el buen Dios hilar estas ideas.
Que el buen Dios les bendiga a todos.
Fray José Jimenes O.A.R.

[fbshare]

Deja un comentario

  • septiembre 2017
    D L M X J V S
    « Ago    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
  • Social