MENSAJE DE CUARESMA

Escrito en 02/03/2014 por Rita de Casia en Mensajes del Párroco

[fbshare]
cuaresma
Queridos hermanos:
A la vista está el tiempo cuaresmal, que el Papa Francisco, lo llama “Camino de la Caridad”. Y asumiendo su pensamiento les invito a ponernos en camino para recorrer provechosamente este tiempo de gracia y de misericordia, a fin de que nos sirva para la conversión personal y comunitaria. Miramos a Cristo: «Siendo rico, se hizo pobre por Uds.…»; se acercó a cada uno; se desnudó, se “vació”, para ser en todo semejante a nosotros. La razón de todo esto es el amor divino, un amor que es gracia, generosidad, deseo de proximidad, de sacrificarse por las criaturas a las que ama para compartir en todo la suerte del amado.

La Nueva Evangelización nos exige anunciar el mensaje de Jesús. Pero chocamos con una cultura de muerte, en la que priman valores materialistas, relativistas, consumistas, hedonistas y donde se destierra a Dios y, por lo tanto, perder la idea de ser hijos de Dios y hermanos de Cristo. Frente a estas pobrezas y miserias de nuestra realidad, el Espíritu Santo sigue llamando, a fin de que quien se deje tocar, se encuentre con Jesús y ponga su confianza en Dios Padre, buscando siempre su voluntad y su gloria.

El Papa Francisco señala tres tipos de miseria que nos interpelan en este tiempo cuaresmal:
a). La miseria material de quienes están privados de sus derechos fundamentales y de los bienes de primera necesidad como la comida, el agua, las condiciones higiénicas, el trabajo, la posibilidad de desarrollo y de crecimiento cultural.

b). La miseria moral, propia de quienes se convierten en esclavos del vicio y del pecado por la dependencia del alcohol, las drogas, el juego o la pornografía. Otras personas se ven obligadas a vivir esta miseria por las condiciones sociales injustas: falta de trabajo, lo cual les priva de la dignidad que da llevar el pan a casa, falta oportunidades en la vida…

c). La miseria espiritual, en quienes se alejan de Dios y rechazan su amor. Se llega a creer que no necesitamos a Dios y nos encaminamos por un camino de fracaso. Dios es el único que verdaderamente salva y libera.

La Cuaresma es un tiempo adecuado para preguntarnos de qué podemos privarnos a fin de ayudar. Y cuanto tiene valor, duele. Exige desprendimiento, disponibilidad, mucho amor. No perdamos la oportunidad de prepararnos a la Pascua, ayudando a quienes, en nombre de Cristo, podemos tenderles la mano, ver a Cristo en los rostros sufrientes. ¡ Bienvenida la Cuaresma!

Fr. Víctor García ,Párroco

Deja un comentario

  • agosto 2017
    D L M X J V S
    « Jul    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Social