¡ HA RESUCITADO ! ¡ HA RESUCITADO VERDADERAMENTE !

Escrito en 07/04/2013 por Rita de Casia en Mensajes del Párroco

« ¡HA RESUCITADO! ¡HA RESUCITADO VERDADERAMENTE!». (Jn 20,18).

Estamos celebrando con la Iglesia la Pascua del Señor y nuestra Pascua… Pascua, que es muerte y vida, cruz y resurrección, presencia dolorosa y presencia gozosa… Tiempo en que contemplamos la cruz pascual de Cristo y celebramos a Jesús Resucitado, que conserva sus llagas gloriosas, para recordarnos que a la luz de la vida se llega a través del sufrimiento y la cruz.

Celebrar la Pascua es renovarnos en la esperanza, es “avivar la chispa del amor divino escondida en nuestro interior” (San Basilio) para aprender a hacer de nuestra vida peregrina “un largo día de fiesta” (S.Clemente de Alejandría).

La Pascua es el centro de la liturgia y de la vida cristiana, es el núcleo del kerigma cristiano y la clave de compresión e interpretación de los misterios de nuestra fe: “Cristo muerto y resucitado por nosotros”, para nuestra vida y nuestra esperanza… Por eso cantamos, “Este es el día en que actuó el Señor

Es “tiempo festivo, que se ha de celebrar con alegría y júbilo”, como si se tratase de “un gran domingo”: alegría por la presencia vivificadora de Cristo, por las promesas cumplidas de Dios, por la acción santificadora del Espíritu, por el triunfo de la vida sobre la muerte, por nuestra esperanza en Cristo, por el gozo de María y de todos los redimidos… “

Lo esencial del mensaje de Pascua es que Cristo vive y está presente en medio de nosotros; Él nos acompaña a todos y siempre, pues la presencia del Resucitado no tiene límites de espacio y tiempo.  ¡Cristo está ciertamente presente y vivo en la Iglesia!

También para nosotros es un  encuentro que cambia la vida: el encuentro con Cristo nos hace sentir toda la bondad y la verdad de Dios, que nos libra del mal, nos cura completamente y nos devuelve nuestra dignidad. Si Jesús ha resucitado ha ocurrido algo realmente nuevo, que cambia la condición del hombre y del mundo

Tenemos también otro motivo para estar contentos: el Espíritu Santo, a través de los Cardenales, nos ha regalado a la Iglesia un nuevo Papa, Francisco. Cuanto se nos dice de él, es ilusionante. Nuestro reconocimiento, gratitud y aceptación se demuestra siguiendo su pedido: “a todos Uds. les digo, oren por mí  para que el Espíritu Santo acompañe mi ministerio”.

Fray Víctor Garcia

Deja un comentario

  • septiembre 2017
    D L M X J V S
    « Ago    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
  • Social