EPIFANÍA DEL SEÑOR     

                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Publicación1                                                        

Epifanía

  • ¿Qué significado tiene esta palabra?
  • Su origen está en el griego: epi=sobre; fanos = luz.
  • ¿A qué luz se refiere?
  • En Navidad el profeta Isaías nos daba el siguiente mensaje: El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande; habitaban tierras de sombra y una luz los iluminó (Is 9, 2). Las tinieblas son los pecados de los hombres, una historia de maldad, además, sin futuro de superación. El ser humano no tiene herramientas para salir del mal y se cierran las posibilidades de salir de ese estado. La redención nos vine por la llegada a la tierra de Jesús, el Hijo de Dios.  
  • ¿Cómo se nos muestra el Hijo de Dios?
  • Como lwpid-nativity-scene-card_23-2147526769-650x650uz. Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no anda en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida (Jn 8,12). LUZ, así, con mayúsculas.

Nuestro mundo

Hay un texto en las cartas de san Pablo que lo he usado mucho en discusiones, en trabajos y talleres especialmente con los jóvenes. La ira de Dios se revela desde el cielo contra la impiedad e injusticia de los hombres que tienen la verdad prisionera de la injusticia. (Algunos traducen: trituran la verdad en la injusticia). Pues lo que de Dios puede conocerse resulta manifiesto, pues Dios lo manifestó. Pues lo invisible de Dios, su eterno poder y su dignidad son perceptibles para la inteligencia a partir de la creación del mundo y de sus obras, llegando a ser inexcusable (Rm 1,18-29).

La corrupción de lo mejor

San Pablo en el texto citado nos lleva a la ceguera espiritual que lleva a los hombres a toda maldad e injusticia. Por eso el mundo en el que vivimos da pena: políticos que hablan maravillas de la libertad y siguen sus caprichos o esclavos de sus ideologías; empresarios en los que solo funciona la ley poderoso caballero es don dinero; el poder abusivo… ¿Todo esto no es atrapar la verdad en la injusticia? La raíz de todo vemos una ceguera que llega a ser plenitud de maldad.

Dios se manifiesta

Las tradiciones de las iglesias orientales hablan de una gran Epifanía, que la ven en dos versiones:

  1. La manifestación a los de cerca y al pueblo de Israel. Anuncio a los pastores. Navidad.
  2. La manifestación a los de los gentiles, los separados del pueblo de Israel, los magos.

En ambas realidades se manifiesta la bondad de Dios que llama a la paz: Paz a los hombres de buena voluntad, los magos que buscan al Rey, príncipe de la paz. La paz es fruto de la justicia que se vive en el amor.

Textos bíblicos

  • Isaías 60, 1-6: ¡Levántate, Jerusalén, que llega tu luz, la gloria del Señor amanece sobre ti!
  • Salmo 71, 1-2.7.10-13: Se postrarán ante ti, Señor; todos los pueblos de la tierra.
  • Efesios 2-3ª.5-6: También los gentiles son coherederos, miembros de un mismo cuerpo y partícipes de la promesa de Jesucristo por el evangelio.
  • Mateo 2,1-12: Entonces unos magos de oriente llegaron a Jerusalén…

Breve comentario a cada uno de los textos

  1. Anuncia una luz el profeta Isaías sobre Jerusalén, ciudad que sufre de la guerra, de las carestías, de que los pobres sean los que más padecen, como siempre. Esa luz para nosotros es referencia al Mesías, porque es la plenitud de la historia: Emmanuel =Dios con nosotros. Por supuesto que el profeta no llegó a sospechar esta maravillosa realidad… Y, ¿nosotros? ¿Vivimos esta realidad?
  2. El plan salvador de Dios es para los hombres sin ninguna distinción. Esta afirmación de san Pablo debió chocar una barbaridad a sus lectores de Éfeso, la mayoría de origen hebreo, que esperaban un Mesías Guerrero y Vengador, mientras es de alegría para los que llegan a la comunidad de los gentiles… Es que el buen Dios acoge a todos los que se acercan a él con sinceridad.
  • Los magos no conocen las Escrituras, pero saben buscar la verdad en el Mesías, aunque no tengan mucha idea de ello; los doctores de la ley y Herodes saben de las Escrituras, son capaces de señalar dónde debe nacer el Mesías, pero no se mueven; solamente el pérfido y cruel Herodes se interesa por tan malignas ideas como sabemos.

Oración

Señor Jesús,   tú quieres manifiestas a mí como a los magos,  que tenga, mi amor, los sentimientos de ellos,  no de los doctores de la ley y menos aún los de Herodes (aunque mate en mí a Jesús, en su gracia, cuando peco),  sálvame.

Manifiéstate, Señor, a todos los hombres  aunque los haya muy endurecidos en su corazón,  incapaces de ser consecuentes con la verdad y la honradez.

Abre mi corazón, querido Jesús;  lléname de tu luz,  Señor, que vea, como exclama el ciego de nacimiento,porque ando por un mundo de trampas y oscuridades,necesito tu luz.

Luz para mí y para todos los hombres de la tierra.    Amén.

[fb_button]