EL BAUTISMO DEL SEÑOR  ,Ciclo “B”                                                                                                                                                                                                                        

Hoy es un día importante en la liturgia. Dejamos el breve espacio de la Navidad para iniciar el tiempo litúrgico llamado “ordinario”, que proclamaremos el evangelio de Marcos, ciclo litúrgico “B”.   

Se hace presente el Reino de Dios en su siervo, que es el Mesías, Cristo Jesús. Se une el Mesías a la predicación de conversión del Precursor, Juan el Bautista, cuyo bautismo recibe. Como dice el Precursor: yo bautizo con agua, él os bautizará con el Espíritu Santo. Este es nuestro bautismo.                                                                                                 C1lVz1EXcAEkW_kIcon of Baptism of our Lord

Textos bíblicos

  • Isaías 42, 1-4.6-7: Mirad a mi siervo…
  • Salmo 95, 1-3.7.11-13: El Señor bendice a su pueblo con la paz.
  • Hechos de los apóstoles: me refiero a Jesús, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo.
  • Marcos 1,7-11: Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto.

Breve comentario a cada uno de los textos

  1. El siervo y su misión. El profeta anuncia la llegada del siervo de Dios, a quien infunde su espíritu. Los profetas estaban guiados por el Espíritu, más el que de verdad es el siervo de los siervos de Dios es el Mesías, Jesús.
  2. El anuncio de Pedro a los gentiles es que Dios ha enviado a su Hijo a liberar a todos, judíos o no judíos, de las garras del mal. Es Redentor de toda la humanidad.
  • Escena magnífica: Es el momento elegido por el Padre para anunciar su presencia entre nosotros en su Hijo, hecho uno de nosotros: Este es mi Hijo amado, mi predilecto. El bautismo de Juan es un bautismo de agua indicando el proceso de conversión, Jesús – dice el Precursor – nos da el Bautismo de agua y del Espíritu que nos lleva ser hijos de Dios en el Hijo.

Oración

Señor Jesús, tú eres el Hijo amado del Padre, el predilecto, porque tú eres nuestro hermano mayor, al hacernos hijos del Padre en ti.Quiero mantenerme fiel a mi Bautismo, ser un hijo fiel.Mantén tu Espíritu en mí, así haré la voluntad del Padre.

Amén.