XXX DEL TIEMPO ORDINARIO                                                                                                                                 Ciclo “A”                                                                                                                                        29 de octubre del 2017

A vueltas con el amor       

Es que el amor es el centro del cristianismo, sin él no se puede comprender nada, ni la Creación y menos aún la Redención. Eso no me lleva a hacer comparaciones con otras religiones. El amor es la luz parta la vida de los discípulos de Jesús. Aparentemente dos mandamientos que son uno solo: Amarás al Señor, tu Dios, con todo el corazón, con toda el alma y con toda tu inteligencia. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Desarrollamos un poco sobre el tema del amor:

  • Amarás al Señor, tu Dios: Dios es Creador y lo es no por su interés personal, sino por su amor que le lleva a plasmarlo en toda la creación. Es un amor creativo y, por eso, se extiende a lo largo del tiempo y muy especialmente con los hombres. Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo Primogénito para que todo el que cree en él no perezca; sino que tenga vida eterna (Jn 3,16). Estamos obligados a vivir en ese amor de Dios, cualquier cosa o actitud que se ponga entre el hombre y Dios, impidiendo la comunicación del amor, es idolatría.
  • Al prójimo como a ti mismo. El prójimo es el que tenemos cerca, porque nunca faltan a nuestro alrededor personas a las que podemos ayudar. Es fundamental acercarse a personas concretas, como lo pide el profeta Isaías: para el profeta en el reino de Judá se encontraban dos grupos de personas más necesitadas: viudas y huérfanos. También habla el profeta de los prestamistas, significado en ellos los explotadores de los pobres. Hoy también existen formas de explotar a los pobres. Explotar al necesitado o al pobre es un camino que nos impide la comunicación con Dios. Es sembrar muerte, cuando estamos llamados a dar vida. No sirven teorías para poner en práctica las palabras de Jesús sobre el amor; es vivir como Jesús. Os doy un mandamiento nuevo, que os améis los unos a los otros como yo os he amado (Jn 13, 34).
  • Cuando acabó de lavarles los pies… y les dijo: “¿Comprendies lo que he hecho con vosotros…? Pues si yo el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies los unos a los otros (Jn 13, 12 y 149. No va por ahí el pensamiento de los que se llaman pensadores y orientan, o lo intentan orientar a los demás, como asimismo los políticos, la mayoría de ellos. No podrán comprender nunca esta frase que no recuerdo de quien es su propiedad, pero que siempre me ha llamado la atención: Ama hasta que duela.

Textos bíblicos

  • Éxodo 27, 11-26: Si explotáis a viudas y huérfanos se encenderá mi cólera contra vosotros.
  • Salmo 17, 2-4. 47ª y 51: Yo te amo, Señor, tú eres mi fortaleza.
  • Tesalonicenses 1,5c-10: Abandonad los ídolos y aguardad la vuelta del Hijo.
  • Mateo 22,34-40: Amarás al Señor, tu Dios… Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Comentario

La pregunta que realiza un doctor de la ley, empujado por los fariseos, que nos narra hoy el evangelio de Mateo, que probablemente le quería pedir que el Maestro realizara una jerarquía de mandatos y prohibiciones que los fariseos habían establecido cientos de ellos; jerarquía del mayor y más importante al menor. Jesús no cae en la trampa y le hace al doctor de la ley buscar lo esencial de los mandatos puestos en la Biblia. Amar a Dios y amar al prójimo es un solo mandamiento y que los demás. sean mandatos o prohibiciones, toman sentido desde el amor, en ellos dos está resumida toda la ley los profetas. San Agustín que definía al ser humano como el que busca amar y ser amado, llega a la siguiente conclusión: Ama y haz lo que quieras. El que ama no puede desear el mal para nadie y debe hacer siempre el bien.

Purificar el sentido de la palabra “amor”

Varias veces he hablado de que uno de los problemas de nuestro tiempo es la manipulación del lenguaje. Hoy quiero referirme a la manipulación y pérdida de significado de la palabra amor. Desde el “amor” de Dios y el “amor” a Dios, hasta el “amor” al prójimo; desde el “amor” de una madre y el ·amor” que dicen van a realizar en un prostíbulo. Palabra equívoca cada vez más en nuestro mundo ¡pobre palabra “amor”!

El amor será más auténtico en cuanto busque más la satisfacción del otro que la propia. No puede haber amor donde hay un negociado como en el meretricio o el hablar del amor al dinero, etc. Me atrevo a decir esto porque el amor de Dios es puro, no busca en amarrarnos a ningún interés personal, sino el dar, porque lo que gratis hemos redivivo, démoslo gratis.

El amor pasa siempre por perdonar y pedir a Dios y a los demás ser perdonados. Brota la reconciliación y la concordia en las familias, en los pueblos y en las naciones. La paz reinará en ellos.

Oración

Jesús, reconozco tu amor y te pido que lo comprenda cada vez más.

Dame la gracia de no andar en teorías sobre él, sino ponerlo en práctica.

El mundo necesita amor auténtico.

Hablar menos de amor en canciones y otros medios de comunicación

y vivirlo cada vez más.

La experiencia   del auténtico amor es única, lo que no es amor,

aunque lo parezca, es solamente un placer efímero.

Señor, Dios mío, quiero amarte de todo corazón,

fortalece mi debilidad  y de ella dame fortaleza,

purifica mis amores.

Amor difusivo, hecho servicio en favor de los que que me toca convivir.

Por Jesucristo, el Amado, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén.

[fb_button]