[fb_button]

UNA COMUNIDAD PARROQUIAL VIVA: “PARA GLORIA DE DIOS”

Queridos feligreses:

DSC08804Comenzamos un nuevo año pastoral. Con este Boletín de febrero de 2017 retomamos el contacto y las ganas de seguir formando una comunidad parroquial viva: para gloria de Dios, para nuestro contento y edificación de la Iglesia.

El tres de diciembre de 2016 se incorporó a nuestra comunidad el P. Jorge Augusto García. Le damos la más sincera bienvenida y le deseamos una feliz experiencia comunitaria y pastoral con nosotros.    

Todavía estamos motivados por el Año de la Misericordia. Reconocemos como fruto del mismo un afán misionero sentido por muchos feligreses. Se han llevado a cabo distintos encuentros y charlas de formación. Tenemos que ir organizándonos.

DSC08806En nombre de la Parroquia agradezco su generosidad para ayudar a los hermanos damnificados que han sufrido los desastres naturales ocasionados por los huaicos y desbordes de ríos. Hemos hecho dos entregas de víveres al Arzobispado. Hemos visitado la Parroquia Virgen de la Evangelización de Campoy. Son muchas las necesidades. Por eso seguimos recibiendo donaciones en especie o en efectivo.

El día primero de marzo comenzaremos la Cuaresma. Tenemos que afinar nuestra sensibilidad para dejarnos guiar por el Espíritu en una conversión personal siempre nueva. Queda abierta la inscripción para personas adultas que desearían bautizarse en la Pascua. 

El fenómeno de la “ideología de género” ha tomado mucha actualidad los últimos meses. El Estado pretende implantarla en las escuelas. Distintas instancias de la Iglesia católica y de otras confesiones cristianas han protestado enérgicamente y se está elaborando una respuesta contundente y responsable.

Como parroquia queremos participar lo más activamente posible en la defensa de la vida y de la familia. Son valores irrenunciables que juegan un papel decisivo en el futuro de la humanidad.

1g2_TleBHabrá diferentes actividades en defensa de la fe y de la familia, sobre todo la Marcha por la vida el próximo 25 de marzo. Desde estos momentos estamos decididos a colaborar en todo lo que podamos.

 Finalmente, los invito a vivir intensamente el espíritu cuaresmal para poder resucitar con Cristo a una esperanza viva, alegre y decididamente evangelizadora. Hasta la próxima. Dios me los bendiga. P. Ismael, párroco.