¿YA HAN COMPRADO LOS REGALOS Y HAN CONTABILIZADO CUANTOS FAMILIARES PARTICIPARÁN EN NUESTRA CELEBRACIÓN FAMILIAR? TE FALTA UN REGALO Y DOS ASIENTOS. EL REGALO AL VECINO POBRE Y LA INVITACIÓN A QUIEN O QUIENES ESE DÍA VIVIRÁN EN LA SOLEDAD Y SIN NADA. DIOS EN SU GENEROSIDAD DA PARA TODOS. UNIDOS EN NUESTRA ALEGRÍA Y ESPERANZA. BENDICIONES

DOMINGO IV DE ADVIENTO, CICLO A

x88u_460ORACIÓN INICIAL
Esta semana coloco como oración introductoria
el Salmo responsorial

“Va a entrar el Señor, él es el Rey de la gloria”
¿Quién puede subir al monte del Señor?
¿Quién puede estar en el recinto sacro?
El hombre de manos inocentes y puro corazón,
que no confía en los ídolos.

LECTURA DE LA PALABRA DE DIOS. Mateo, 1, 18-25

El origen de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo. Su marido José, que era justo, pero no quería infamarla, resolvió repudiarla en privado. Así lo tenía planeado, cuando el ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.» Todo esto sucedió para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta: Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: «Dios con nosotros». Despertado José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su mujer. Y no la conocía hasta que ella dio a luz un hijo, y le puso por nombre Jesús.

Contexto

ninoLa genealogía de Jesús nos deja con un interrogante. Junto a los nombres de los cuarenta y dos ascendientes paternos de Jesús, Mateo cita los nombres de cuatro ascendientes maternas solamente: Tamar, Racab, Rut y la mujer de Urías. Las cuatro mujeres conciben a sus hijos fuera de los parámetros de la pureza o justicia legal de la época. Es así como al final de la genealogía surge una pregunta: Y María, esposa de José, de quien nace Jesús ¿también ella incurre en alguna irregularidad de tipo legal? Es de esto de lo que nos habla el texto que meditamos este domingo.

Texto

(1,18). Mateo presenta una irregularidad legal en María. Aparece encinta antes de convivir con José, su prometido esposo. Quien observa las cosas desde fuera constata una irregularidad y dirá: “¡María, qué horror! Según la ley de Moisés este error merecía la pena de muerte (Dt 22,20). Para evitar esta interpretación falsa de los hechos, Mateo ayuda al lector a ver el otro aspecto de la preñez de María: “Concibió por obra del Espíritu Santo”. A los ojos humanos puede parecer una trasgresión de la Ley, pero a los ojos de Dios era exactamente lo contrario.

(1,19): La justicia de José. La gravidez de María sucede antes de que conviva con José, no por una desviación humana, sino más bien por voluntad divina. Dios mismo se ha burlado de las leyes de la pureza legal en el modo que ha hecho nacer al Mesías en medio de nosotros. Si José hubiese obrado según las exigencias de la ley de la época, hubiera debido denunciar a María y posiblemente le hubiera arrojado piedras. La preñez antes del matrimonio es irregular y según la ley de la pureza legal, debería ser castigada con la pena de muerte. Pero José, porque era justo, no obedece a las exigencias de las leyes de la pureza legal. Su justicia es mayor. En vez de denunciar, prefiere respetar el misterio que no entiende y decide abandonar a María en secreto. La justicia mayor de José salva la vida tanto de María como la de Jesús.

(1,20-21): La aclaración del ángel y los dos nombres del hijo de María: Jesús y Emmanuel. “El ángel del Señor hace entender a José que la preñez de María es fruto de la acción del Espíritu Santo. En María acontece la nueva creación. Es el principio del nuevo cielo y de la nueva tierra, anunciados por Isaías.

El hijo de María recibe dos nombres: Jesús y Emmanuel. Jesús significa “Yahvé salva”. La salvación no viene por las cosas que nosotros hacemos por Dios, sino por las que Dios hace por nosotros. Emmanuel significa “Dios con nosotros”. Jesús y Emmanuel, cumplen y superan la esperanza del pueblo.

(1,22-23:). “Todo esto sucedió para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta”. Esta frase y otras semejantes revelan el objetivo que el autor tiene en la mente: confirmar a sus lectores de origen judío el hecho de que Jesús es verdaderamente el Mesías prometido. En Él se cumplen las profecías de los profetas. Aquí Mateo invoca el texto de Isaías: “La Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrán por nombre Emmanuel” (Is 7,14).

(1,25). El título Emmanuel más que un nombre, revela el significado de Jesús para nosotros. Jesús es la prueba de que Dios continúa estando con nosotros. El mismo nombre del niño es Jesús.

El sueño de José – El ángel se le aparece en sueños a José y le ayuda a entender. Con la ayuda del ángel José consigue descubrir la acción de Dios en lo sucedido, que según la opinión de la época, parece ser sólo fruto de la desviación y del pecado. Ángel quiere decir mensajero. Lleva un mensaje y una ayuda para percibir la acción de Dios en la vida. Hoy son muchos los ángeles que nos orientan en la vida. A veces obran en sueños, otras veces en las reuniones, en las conversaciones, en los encuentros bíblicos, en los hechos…

MEDITACIÓN

san-jose-virgen-maria-y-nino-jesus-51josephworker4Sabiendo que Dios dispone todo para nuestro bien, ¿de qué manera busco iluminar mi vida con la Palabra de Dios?, ¿qué hago para vivir de acuerdo a lo que el Señor quiere y espera de mí?, ¿dónde y de qué forma busco conocer y profundizar en mi fe, para conocer lo que Dios espera de los que lo siguen?

¿Qué me llama la atención de la anunciación a José?, ¿por qué?, ¿qué descubro de la persona y la actitud de José? ¿Qué da a entender el hecho que José no quiso denunciar a María y que resolvió separarse en secreto?, ¿por qué piensa hacer eso?, ¿qué indica con eso?, ¿qué nos revela de su persona?

José, supo cambiar sus planes para asumir el proyecto de Dios, yo, ¿qué hago para ser dócil a lo que el Señor me pide?, ¿de qué manera acepto lo que me superan y que están más allá de mi voluntad? ¿Cómo reacciono ante las situaciones fortuitas que no llego a comprender?, ¿qué hago para buscar la voluntad de Dios en esos casos?

Viendo como el Señor dio una familia a su HIJO, para que naciendo de María Virgen, tuviera a un hombre, que los protegiera y mantuviera, que los cuidara y amparara; estando ya cerca de la Navidad, ¿qué vamos a hacer para que Navidad, sea una fiesta de Familia, donde cada uno de nosotros pueda agradecer por el don que es la otra persona, donde podamos valorar al que tenemos a nuestro lado como presencia del Señor en medio de nosotros, sabiendo que son una bendición para todos los demás?

José, supo dejar sus planes, para vivir los planes de Dios. Viendo su actitud de fe, ¿qué podemos hacer para que esta Noche Buena no se reduzca a una cena y que nos olvidemos que la Navidad tiene sentido en la medida que el Señor es el centro de nuestras vidas?, ¿qué haremos para que el Niño Dios ocupe el centro de nuestra celebración y de nuestras vidas?

Oración

Señor, cada vez que me reencuentro con San José, me siento anonadado. ¡Qué admirable su mensaje y su doctrina! Él nunca habló, pero supo renunciar a todo y ser el siervo feliz de cuidar de Ti y de tu madre. Todo lo sacrificó y por eso San Mateo le llama el hombre justo. Su silencio era palabra viva, que habló y sigue hablando al mundo. No extraña que tantas asociaciones, congregación, movimientos, entidades lo consideren su inspirador. Te pedimos, por intercesión de San José, uno de los grandes personajes de este tiempo navideño, que aceptemos el proyecto que Tú tienes sobre nosotros, sin quejarnos nunca de tus planes amorosos.
San José, te pedimos que intercedas por nosotros, para que el Niño Dios pueda nacer en el corazón de cada uno de nuestras familias, para que el Señor nos llene de sus bendiciones, y podamos así experimentar su amor y su misericordia, sintiendo su presencia viva junto a nosotros, viviendo nosotros como lo hiciste Tú, siendo dóciles a lo que el Señor quiere y espera de nosotros, diciéndole en todo y siempre: SÍ, así como tú

navidadmariajosejesusCONTEMPLACIÓN

Hoy la contemplación ha de estar inspirada en San José. Para contemplar usemos la jaculatoria, lo que estemos necesitando en este momento: José, hombre de Dios, que con nobleza y entereza, con dignidad y altura, ha sido lo suficientemente hombre, para respetar a la mujer que amaba, y prefirió quedar mal ante todos los que le conocían. Para no hacer daño a María y al Niño que había en sus entrañas, quiso abandonar a María, porque ella estaba embarazada y no era de é.
Ahí, San José bendito, nos hiciste ver la nobleza de tu corazón, pues preferiste asumir tú una situación que no te correspondía, antes que implicar en algo a María, a quien bien conocías. Y fue ahí, donde el Señor te dio a conocer la situación, lo que había ocurrido y como María había quedado embarazada por obra del Espíritu Santo. Y no solo eso, sino que además te dieron la misión de darle el hombre al Niño, llamándolo: Jesús. Así lo hacías parte de la descendencia de David, siendo portador de la promesa que el Padre le había hecho al Rey, que uno de su descendencia sería el salvador.
José, tú sabes lo que es tener una familia. Tú que protegiste a María, que cuidaste al Niño Dios, que los mantuviste con tu trabajo, que les diste un techo para vivir, que siempre estuviste pendiente de ellos, intercede y pide por cada familia, para que vivan en amor y respeto, buscando siempre el bien del otro, dándose totalmente el uno por el otro, para que así, encuentren en el Señor la paz y la felicidad que buscan para que en todo momento, sientan la presencia y la protección del Señor, siendo reflejos vivos del hogar de Nazaret. José intercede en especial por todos los niños y cuídalos como cuidaste el Niño Jesús.

ACCIÓN

¿A qué me comprometo? A que en este tiempo navideño busque con ilusión mi misión en la familia, en la Iglesia, en la sociedad para ser siempre fiel a la llamada de Dios.

[fb_button]