[fbshare]

Tercer día

Introducción:

La figura de san José tiene también una dimensión eclesial y, en muchas diócesis, se celebra el 19 de marzo el “día del seminario”

TEMA: VOCACIÓN. ELECCIÓN Y LLAMADA DE LO ALTO

¿Por qué “llamo” Dios a José – que eso es la vocación- para ponerlo al frente de la sagrada familia?¿Por qué se fijó en él y no en otro? Nadie lo sabe. Dios llama a quién quiere, como quiere y cuando quiere. O porque sí.

Tú y yo hemos sido llamados básicamente, por el bautismo, a seguir a Jesucristo, a ser discípulos y testigos suyos. Luego llegarán  otras y otras llamadas, otras vocaciones especiales.

La llamada o vocación de José es en sueños a través de un ángel que le dice “No tengas reparo en recibir a María, como tu esposa, porque la criatura que lleva en su seno es obra del Espíritu Santo”. Él no entendió, ni comprendió, pero acepto: hizo lo que el  ángel del Señor le había ordenado y acogió a su esposa.

José fue un hombre, no de palabras, sino de hechos. Es el santo de la obediencia y de la fidelidad incondicional. Escucha y acoge  la palabra de Dios sin comprenderla. Cumple lo que Dios le pide sin medir o calcular las consecuencias.

¿Y tú? ¿Cuál ha sido tu actitud, o mejor, tu respuesta ante una llamada vocacional del Señor?

 Preses: A todos los llamados de parte de Dios a una gran misión, Jesucristo nos conceda fidelidad a la llamada y entrega total al servicio de su mensaje por medio de san José, padre de Jesús.

Todos: Amén.

  • Bienaventurados los pobres de espíritu porque de ellos es el reino de los cielos.

Feliz el que guarda la ley del Señor

  • Bienaventurados los humildes porque ellos poseerán la tierra.

Feliz el que guarda la ley del Señor

  • Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia porque ellos serán hartos.

Feliz el que guarda la ley del Señor

  • Bienaventurado los limpios de corazón porque ellos verán a Dios.

Feliz el que guarda la ley del Señor

Padre Nuestro que..

Dios   te salve María…

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo