Misericordia

[fbshare]

presencia-de-dios1Nos disponen las lecturas bíblicas de este domingo para detenernos en la misericordia, tan importante al denominar el papa Francisco este año, año de la misericordia El tema central del evangelio es el Padre, por eso, me gusta llamar a la parábola del padre bueno, no la del “hijo pródigo” que suele usarse. Los dos hijos son unos egoístas de cuidado: el menor sale de su casa buscándose su vida y el mayor no sale de casa buscándose asimismo su vida No les importa ni el padre, ni el hermano, ni la hacienda… cada uno su propio camino. El menor llega a reconocer la desgracia del camino que sigue y vuelve al padre; el mayor queda en el relato de la parábola en duda…

Misericordia quiero y no sacrificios

Es un tema reiterativo en la Biblia, como Jesús dice: No todo el que dice Señor, Señor, entrará en el Reino de los cielos, sino el que cumple la voluntad de mi Padre. La misericordia va por estas direcciones: Dios es misericordioso y si no lo fuese no sería Dios, porque no puede desdecirse de lo que ha creado. Por eso, busca, encuentra… como en la parábola y braza al que regresa, porque hay más alegría en el cielo por un pecador que se convierte que por noventa  y nueve justos… (Lc 15,7).

El fundamento de la misericordia lo percibimos en las obras creadas, es el pecado el que rompe la grandeza de las obras misericordiosas de Dios. Sed misericordiosos como vuestro Padre celestial es misericordioso (Lc 6,36).  Dios es siempre misericordioso, ¿por qué no serlo nosotros? Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odien; bendecid a los que os maldigan; orad por los que os calumnian (Lc 6,27-28). En la edad media se establecieron lo que conocemos como las obras de misericordia.                                                                                                     Hay catorce obras de misericordia: siete corporales y siete espirituales. Pongo algunas aportaciones que las actualizan:

  1. Obras de misericordia corporales:
  2. Visitar a los enfermos/ Caridad, cariño, ayuda… 
  3. Dar de comer al hambriento./ cientos diariamente  mueren de hambre. 
  4. Dar de beber al sediento./sed de justicia, sed de vida…
  5. Dar posada al peregrino./millones de personas buscando asilo.  La mayor vergüenza para la humanidad en expresión del papa Francisco.
  6. Vestir al desnudo./El frío causa multitud de muertes también en España; sin embargo, se deshacen de ropa nueva porque ha pasado de moda.
  7. Visitar a los presos./una sociedad condenatoria, sin compasión, que se desentiende  de ellos, negando que  sean personas…  
  8. Enterrar a los difuntos./El caso de la epidemia del ébola ha sido detonante: ni querer atender a los enfermos ni querer enterrarlos.
  9. Obras de misericordia espirituales:?
  10. Enseñar al que no sabe./ ¡Cuanto desconocimiento de todo! El mundo actual cree que lo sabe todo, pero el seguidor de Cristo sabe que no es así –la verdad es Cristo – y debe ser valiente en enseñar la verdad.  
  11. Dar buen consejo al que lo necesita./Vencer reparos humanos: ¡déjalo,  bastante tiene con su cruz!,  es liberarnos de una obligación y no ayudar al que lo necesita.
  12. Corregir al que se equivoca./Con caridad, con amor y cariño, ¡cuánto bien podemos hacer!
  13. Perdonar al que nos ofende.Perdónanos nuestras ofensas así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. 
  14. Consolar al triste./La auténtica compasión estar con ellos no justificando su situación, sino comprendiendo y en el silencio la mayor parte de las veces. 
  15. Sufrir con paciencia los defectos del prójimo./La paciencia todo lo alcanza, santa Teresa de Jesús.
  16. Rezar a Dios por los vivos y por los difuntos./ Somos un solo cuerpo, un miembro no pude desentenderse de los otros.

Textos bíblicos

  • Josué 5, 9ª-10.10-12: Hoy Dios os ha despojado del oprobio de Egipto. 
  • Salmo 39, 2-7: Gustad y ved qué bueno es el Señor.
  • 2 Corintios 5, 17-31: lo antiguo ha pasado, lo nuevo ha comenzado. 
  • Lucas 15, 1-3. 11-32: Hijo, tú estás siempre conmigo y todo lo mío es tuyo: deberías alegrarte, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido, estaba perdido y lo hemos encontrado.

Las lecturas de hoy:

  1. Josué introduce al pueblo de Israel en la Tierra Prometida después de un largo proceso desde la salida por el desierto, de purificación, de confiar solo en Dios. ¿Vivirá el pueblo en esa libertad?
  2. La liberación está en Cristo y por él hemos pasado de lo antiguo a lo nuevo, que es la reconciliación: en nombre de Cristo os pedimos que os dejéis reconciliar por Dios. No olvidemos que para llegar a Dios hay que pasar primero por el hermano y a este se llega ejerciendo las obras de misericordia.
  • Somos amigos de condenar y, por ello, marginar. Es la actitud que Jesús descubre en los fariseos y letrados, quemurmuran contra él  porque acoge a los pecadores y come con ellos. Para rebatirles Jesús nos deja esas tres joyas de parábolas: la oveja perdida, la moneda perdida y el padre bueno.

Reflexión y oración

Estoy en la casa del Padre, ¿qué cercanía tengo con él? Me faltan dos cosas: 1) descubrir totalmente su presencia en mí y 2) y estar dispuesto a descubrir su afecto y cariño.

En el hijo mayor de la parábola encuentro a un corazón sin afectos ni ternura, seco, lo veo especialmente cuando le llega a decir a su padre y tú jamás (come y bebe con él, de su mano, podríamos decir y no ha sabido tener confianza para pedirle un cordero. La culpa que él tiene, se la proyecta al padre. El padre solo tiene una breve frase totalmente explicativa: todo lo mío es tuyo.

  • Descúbreme, Señor,tu misericordia y encontraré mi salvación.