Perseverancia[fbshare]

jjjjjjjjMe fijo en la actitud de Bartimeo el ciego perseverante en su súplica de que Jesús tuviese inmisericordia de él, haciendo el milagro de que él viese; luego me fijo en los que iban al lado o detrás de Jesús. Seguramente no querían que el ciego, despojo de la humanidad y pecador para muchos en ese tiempo, distrajese al Maestro. A esta actitud Timeo gritaba más y me parece que el texto insinúa con el cada vez más, que varias  veces y con más intensidad pedía: Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí. Admiro la decisión del ciego cuando le dicen que Jesús lo llama: arrojando la capa, pegó un salto… libre y valiente para acercarse al Maestro: tira el manto para ir más rápido y lo hace de un salto  a pesar de su ceguera. Esa decisión está dando muestras de liberarse ya.

Recalcando la escena de los que se oponían al ciego, percibo que se puede aplicar en nuestro mundo, donde muchos se ofrecen fácilmente para ayudar al diablo en desviarnos del buen camino. Unos con más ironía que otros con frases como: No sé el porqué de creer en el más allá, ninguno de tus familiares ha regresado para decirte cómo es aquello. Pierdes el tiempo con tus rezos y misas… con eso no ganas para comer.

Me sucedió a mí. Una vez un señor me dijo: Padre, yo soy católico, pero no fanático. No te entiendo, le respondí. A lo cual respondió con rapidez: Tomemos como referencia al fútbol; hayan dos clases en los que van a  los partidos: unos son aficionados y otros fanáticos. Los fanáticos van a todos los partidos vaya a ser  bueno  o mal partido; los aficionados son los que van a ver los partidos en ocasiones que  ofrecen la posibilidad de un buen partido. Yo le dije: Usted es un fanático de la comida.  Respondió inmediatamente: ¿Por qué dice esto? Sabrá que soy parco en comerTerminé la conversación diciéndole: Por ahí no va el rema que propongo, pero usted come varias veces al día; luego es un fanático de la comida…                                              

Lecturas bíblicas

  • Jeremías 31, 7-9: Seré un padre para Israel.
  • Salmo 125, 1-6 El Señor ha sido grande con nosotros y estamos alegres.
  • Hebreos 5,1-6: Tú eres mi Hijo… Tú eres sacerdote según el rito de Melquisedec.
  • Marcos 10,46-52: Maestro, que pueda ver.

Comentarios a las lecturas

  1. El profeta Jeremías nos anima con un mensaje de parte de Dios que vamos hacia una liberación total, que supera las limitaciones físicas, él menciona cojos, ciegos y sordos (figuras sin duda de un significado espiritual a través de las realidades humanas) y que nos permiten seguir el camino de Dios (pone los ejemplos de las que caminan lentamente o que no pueden por estar en un estado avanzado de preñez o que recientemente han dado a luz). Al sentir esa liberación brota la alegría: ¡Gritad! ¡Proclamad! ¡Alabad! Porque el resto de Israel gozará de esta liberación. Para los últimos libros del Antiguo Testamento el resto es el grupo que permaneció fiel al Señor en el destierro de Babilonia y de los que en el regreso, no cayeron en la idolatría circundante, como lo hicieron otros. Es un Dios liberador que quiere hombres y mujeres libres.
  2. Cristo es el sumo sacerdote, hecho fundamentalmente para librarnos de la esclavitud del pecado. Y esto lo hacer en la cruz que se convierte así en el altar usado para el Sacrificio, del sacerdote que oficia y que es, al mismo tiempo, la víctima: Cristo Jesús. Así somos liberados por ese sacrificio amoroso ¡Gocémonos!
  • El evangelio sugiere, en primer lugar la fe del ciego y otros temas; pero voy a limitar a dos aspectos: 1) La insistencia de Timeo pidiendo la vista a Jesús y 2) los que acompañaban a Jesús que tratan de callarlo y no moleste al Maestro. Admirar la insistencia de Timeo es importante en el mundo que nos rodea con la indiferencia y hasta que no molesten con esas anticuadas, dicen. Como  sucede con los emigrantes (un candidato a la presidencia de Estados Unidos ha dicho que si llega a la presidencia, expulsará a los doscientos mil sirios que viven actualmente en ese país; también lamentablemente podemos mencionar en Europa  los problemas de dar acogida a los miles y miles de seres humanos que piden asilo en estos países. ¿Tienen culpabilidad? Jesús die: No hay pero ciego que el que no quiere ver; ni peor sordo que el que no quiere oír. Es un tema de mucha antigüedad, pero que últimamente lo han sacado a la luz varios medios de comunicación. Miles y miles de niños y adolescentes son prácticamente secuestrados y hasta comprados para esclavizarlos ¿en qué? En objetos de personas que abusan de  niños, niñas y jóvenes de ambos sexos con objeto sexual. Hay que condenar la actitud abominable de esos traficantes; pero   la aumentan los que por abundar en dinero y en vicios mantienen a esos secuestradores con pingües beneficios para los negociadores. ¿Cómo es la respuesta de la mayor parte de la gente cuando tratan esos temas los medios de comunicación? No será para tanto o no serán tantos…, dicen y se quedan tan tranquilos.

Testimonio

A todo cristiano y a todo hombre y mujer de buena voluntad se les pide que no se callen, aunque no quieran escucharles; pero sobre todo, se les pide el ejemplo de solidaridad y de justicia con toda su vida.

Súplica

  • Supliquemos al buen Dios con perseverancia individualmente y en común: Señor, que vea, para que nos haga más sensibles a los problemas de los demás y ser más solidarios con las personas con problemas.
  • Nos comprometemos a luchar contra toda opresión de donde venga, tan presente en el mundo actual; asimismo contra la intolerancia venga por motivos religiosos, políticos o de lo que sean.
  • Como Timeo me comprometo a seguir a Jesús por el camino, no con mis fuerzas, sino contando siempre con la gracia del buen Dios.
  • Yo soy el camino, la verdad y la vida.