Jesús-y-discípulos

[fbshare]                                                                                                                                                

¿Dónde está la verdad?

 

El que no está contra nosotros, está a favor nuestro. Somos propicios, como los apóstoles, a ver lo malo en todos y en todo; por el contrario, estamos ciegos para discernir la bondad que abundan, en los otros. Jesús sentenció claramente esta realidad: Capaces de ver la mota en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio.

La única verdad es Dios, por eso, ¿cómo nosotros intentamos apropiarnos de ella y usándola para juzgar el comportamiento de los demás? Porque eso, además, nos hace poner límites y separaciones entre nosotros y los otros. Tenemos agudeza para ver lo malo en el otro, nada para lo bueno. En esta situación me vienen a la mente las palabras bíblicas: Despierta tú que duermes, porque si no estamos abiertos a ser amados por el otro porque no lo percibimos estaremos siempre en nuestro egoísmo, sin capacidad de amar.

Jesús pone el ejemplo de dar un vaso de agua a un niño, acción que puede pasar desapercibida al no darle importancia. Eso nos enseña a no poner límites a nada y por nada y menos aún considerando a los que tienen poder, dinero o por la causa que sea. Asumir liderazgos es necesario, pero para servir: El que sea el mayor de todos, que sea el servidor de todos.   

Leemos (escuchamos) la Palabra de Dios, pues recomiendo que aunque uno esté solo, justamente por eso, la proclamemos en voz alta. No lo hacemos buscando justificación para nosotros ni para nadie; sino escuchar el mensaje, aunque rompa nuestras estructuras y esquemas mentales.Dios

Lecturas bíblicas

  • Números 11, 21-25: ¿Estás celoso de mí?
  • Salmo 18, 8-10.12-14: Los mandatos del Señor, alegran el corazón.
  • Santiago 5,1-6: Vuestra riqueza está corrompida…
    • Marcos 9,37-42.44, 46-47: El que no está contra nosotros, está a favor nuestro.

Sin fronteras

No podemos poner fronteras para separar a los unos de los otros, por más que intentemos buscar razones, que siempre serán falsas. Todo en nuestra vida es gracia, en mí y en el otro, al verla, solamente debe brotar en mí agradecimiento. Que no tengamos que recibir reproches como lo hace Moisés a Josué: ¿estás celoso de mí?  Puesto que el Espíritu sopla donde quiere y como quiere, como un viento fuerte, nosotros debemos tomar la actitud de ponernos de tal manera que ese viento de gracia nos empuje. Algunos quieren poner límites pretendiendo que el orden reine. ¡Cuidado! ¿Por qué? Suele ser un orden para los demás y ellos por su lado. Ya no es el orden sino su orden.

La Iglesia es comunidad de todos

La Iglesia es única y católica (universal, de todos y para todos) y en el día de Pentecostés inició su andadura y su misión es clara: que a todas partes del mundo llegue el Evangelio. Sobre este pasaje bíblico (Hch 2,1ss) leo en una de las notas de una de las biblias que suelo usar: Pentecostés es el bautismo del Espíritu prometido por Jesús, en que los apóstoles y acompañantes son enviados como pueblo de profetas y capacitados para dar testimonio de Jesús. Es nuestra tarea por el bautismo y la confirmación, es la consagración en el Espíritu para ser sus testigos en el mundo.

Rompiendo fronteras

Es el hecho que constatan los que han escuchado a los apóstoles: ¿Cómo es que cada uno de nosotros los oímos hablar en nuestra lengua nativa? (Hch 2,8). Es necesario soñar, y actuar, en que puede darse un mundo sin puertas que cierren, sino más bien actitudes de acogida. La fraternidad universal no es un logro de los pensadores franceses anteriores a la revolución, aunque se la apropien y muchos les den la propiedad sin pensar demasiado, es obra de Jesús, quien nos descubrió a su Padre y nuestro Padre y, como dice san Pablo, los hijos de un mismo padre, forman una misma familia.

Concluyamos en algo práctico:

Entremos en la tolerancia, que es el respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias, nos debe llevar a realizarlo en nuestra vida. ¿Algo en concreto?

  • La educación de niños y jóvenes. Esto atañe a los padres especialmente, como san Pablo lo expresa: padres, no exasperen a sus hijos.
  • En nuestras relaciones sociales. No hagamos diferencia de grupo, de amistades…
  • En la política. Escachamos a los políticos que todo es blanco para ellos, negro para los demás partidos y políticos.
  • ¿Cómo es nuestra conducta? ¿Somos tolerantes en nuestros deseos, acciones…?

Oración

  • Concédeme, Señor, la gracia para saber unir fuerzas, que obliga a todos, aunque no sean de los nuestros.
  • Dame la fuerza de tu Espíritu para adherirme a la solidaridad, la justicia y la promoción humana.
  • Pongo en tus manos, buen Dios, a mi familia para que busquemos vivir más unidos y podamos superar cualquier dificultad que pueda brotar, superando las diferencias.
  • Dame un corazón grande para amar más.