Sta_Rosa_de_Lima_por_Claudio_Coello

[fbshare]

                                                          Vivió en Lima desde 6 de abril de 1586    al 24 de agosto de 1617                                                                                  30 de agosto del  2015, Patrona del Perú

Amor a Dios, la fuente de su vida plena 

“Ah mi Dios si yo te amara, ah, si te amara, mi Dios, y amándote me quedara ardiendo en llamas de amor. ¿Cómo te amaré Dios mío, cómo te amaré Señor, siendo yo tu criatura, siendo Tú mi creador…?”

“¡Señor mío y Dios mío! ¿Cómo es posible que haya quien que deje de amaros?…Pero yo, mi buen Jesús, ¿cuándo comenzaré a amaros como merecéis? ¡Ay de mí, y qué lejos estoy de aquel amor perfecto, íntimo, robustísimo que os debo! ¡Oh, cómo me avergüenza mi tibieza! ¿De qué me sirve este corazón que tengo? ¿Para qué lo quiero si hasta ahora no se ha reducido a cenizas al fuego de tu amor?”

Las lecturas de la misa

  • Eclesiástico 3, 16-24: No pretendas lo que te sobrepasa…
  • Salmo 25: Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti.
  • Filipenses 3, 8-14: Todo para conocerlo a él (Cristo), y la fuerza de su resurrección y de la comunión con sus padecimientos, muriendo su misma muerte.
  • Mateo 13,31-35: … a un grano de mostaza… aunque es la más pequeña de las semillas…

Rosa de Lima

Joya de nuestro país, patrona de nuestra nación, quien en una vida relativamente de pocos años llegó a las grandes alturas del amor a Dios y al prójimo; a la mayor unión con Dios que ella, al sentirse tan amada por Dios, volcó ese amor en servir, especialmente a los enfermos de un hospital.

No tengo a mano el calendario litúrgico de la Conferencia Episcopal Peruana, pero he indagado y creo que las lecturas para este gran día de fiesta de nuestra Patrona del Perú, son las que he anunciado arriba y que voy a intentar explicarlas un poco aplicándolas a nuestra Santa.

Humildad

Es cierto que nació de una familia humilde en cuyo hogar había que trabajar para ganarse el sustento. Rosa trabajó toda su vida para su sobria manutención y para ayudar a los pobres. El hecho de nacer de una familia pobre a veces llevaba y lleva a muchos a buscar dinero, prestigio, etc.,  en una soberbia que a mí me hace brotar un estado de  rabia cuando escucho: yo soy lo que soy porque me he hecho a mí  mismo.  Su inteligencia e ingenio, su belleza física y espiritual, podía haber llevado a Rosa para usarlos para otros fines, como el poder casarse con un buen partido, sin dejar de ser una buena cristiana. Ella  joven se enamoró de Jesús y a ese enamoramiento fue fiel. Sabemos que en el jardín de su casa hizo una capilla y allí pasó horas y horas en oración con el Amado. A veces pensamos que el rezo con el Amado era pasar momentos felices; sí los tuvo, pero la mayor parte de su vida – de los veinte a los veintinueve años, escribo de memoria, tuvo una tremenda aridez espiritual. (Creo que afirmaba: he estado horas en oración y no he sentido nada). Fueron de una sequedad espiritual prácticamente total en cuyo tiempo ella estaba totalmente convencida del amor de Jesús, y así se le manifestó él en una aparición de lo fiel que había sido en aquellos años difíciles. De ahí su devoción a la cruz, que las lecturas bíblicas nos lo han recordado con el ejemplo del apóstol Pablo, que nos habla de  unirnos a Cristo para gozar de  su comunicación, muriendo su misma muerte (Flp 3,10). Ella misma, que esos años de sequedad espiritual, fueron un crisol, utensilio para purificar metales en el fuego, ella lo considera la  purificación en su relación con Cristo Jesús. Dice la Santa: Hechas todas estas mercedes en diferentes ocasiones que no puedo enumerar porque las ha repetido varias veces, alternándose gran padecer y muy áridos crisoles, que lo escribo para gloria de Dios.

Levadura de santidad

La levadura la asumo como necesaria para hacer el pan y para otros alimentos. La fuerza de la levadura está en su gran poder de fermentación, que hace esponjoso  el pan. Recuerdo una vez más mi infancia. En casa se hacía pan una vez a la semana y mi madre amasaba varios kilos de harina. No comprábamos levadura como se hace ahora, sino que se guardaba un poco de la masa y se mantenía en un lugar fresco y sería una levadura excelente para ponerla en la harina diluida en agua y tenerla varias horas para la semana siguiente. Ahora la masa con levaduras industriales  fermentan la masa en poco tiempo; pero el pan es peor.

Santa Rosa en su humildad hizo más que ningún otro personaje importante de su época (a no ser que contemos con san Martín de Porres o san Juan Macías, en aquella época de santos en Lima y Santo Toribio de Mogrovejo). Sin  buscarlo, se acercaban a Rosa a pedirle consejo, a pedir consuelo, a gozar de la ternura de la santa que irradiaba el perfume de su santidad. Para la Santa la tarea era conseguir alabar a Dios y glorifícalo por todo y con todos: que toda la creación fuera una alabanza constante al Creador y Padre y donde todos los seres humanos estén al frente de esa alabanza y glorificación.

Termino con este comentario que hace de su vida san Pablo y que podemos aplicar muy bien a nuestra Patrona: Porque hay muchos que andan como enemigos de la cruz de Cristo: su paradero es la perdición; su Dios es el vientre; su gloria, sus vergüenzas, solo aspiran a cosas terrenas. Nosotros en cambio somos ciudadanos del cielo de donde aguardamos un Salvador: al Señor Jesucristo. Él transformará nuestro cuerpo mortal, según el modelo de su cuerpo glorioso (Flp 3, 18-21).  

Rosa de Lima, la rosa más hermosa de toda la historia de nuestro Perú, lirio de pureza, consuelo y ayuda de los enfermos, acogedora de todos los que querían acercarse a Dios;  que merezcamos tu intercesión ante tu Esposo Jesucristo y merezcamos pasar en esta vida haciendo el bien para llegar a gozar por siempre del buen Dios y Padre.

Pide a tu Esposo Jesús una bendición muy especial  para nuestro amado Perú y todos sus ciudadanos.  Que no haya pobres e injusticias, que no haya abusos, sino que todos podamos  crecer en justicia y paz.    

P. José Jiménez de Jubera Rubio oar