[fbshare]

Introducción

 

  1. Finalidad del retiro: conocer y amar; experimentar personalmente la presencia y acción de la Trinidad como tal y la específica de cada de las Tres divinas personas en nosotros.
  2. Método: exposición-predicación, culto a Dios; oración personal y comunitaria.
  3. El objetivo general del retiro será ejercitarse en una experiencia de Dios o renovación de nuestra vida espiritual: Al final pediremos la efusión del Espíritu desde el Padre a través del Hijo. El Espíritu se queda con nosotros para siempre haciendo actuales y actuantes el amor del Padre y del Hijo.

 Desarrollo del curso-taller

  1. Dinámica: ¿Quién es Dios para mí? ¿Cómo lo siento, cómo lo imagino?
  2. Fundamento: Fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, Uno y Trino, un ser viviente. Por tanto, nos parecemos a Dios, llevamos su “impronta”.
  3. Dios Uno y Trino se ha manifestado: 1) Revelación natural (creación, conciencia moral, experiencia religiosa, tradiciones y cultos). 2) Revelación sobrenatural; tradición y Biblia AT y NT. Catecismo nn. 51-55.
  4. Revelación por la encarnación del Hijo de Dios, experiencia histórico-religiosa de Jesús de Nazaret, un hombre especial, profeta de Dios que se siente y se vive como Hijo del Padre y lleno del Poder de Dios, de su Espíritu, y él mismo se considera Dios. Jesús es verdadero hombre y verdadero Dios. Dos naturalezas, pero una sola personalidad, la divina.
  5. Resurrección de Jesús de Nazaret: Glorificación y transformación de la naturaleza humana de Jesús de Nazaret. Del Jesús histórico al Cristo de la fe: Jesús fue resucitado, fue glorificado, recibió el Espíritu eterno, el Padre lo llenó de su Santo Espíritu, fue constituido Señor y Salvador, se le dio un nombre sobre todo nombre, se le dio todo poder en el cielo y en la tierra.
  6. En el Cristo de la fe la comunidad apostólico descubre y vive el misterio de la Trinidad. La primitiva Iglesia crece de fe en fe y elabora las formulaciones binarias y ternarias sobre la Trinidad.
  7. La salvación en Cristo: Por la predicación, ex auditu, se llega a la fe y por los sacramentos se alcanza la salvación. Fueron enviados a predicar y a realizar la salvación de manera mistérica (DV…). Iniciación cristiana: Bautismo, Padre; Confirmación, Espíritu; Eucaristía, el Hijo.
  8. La vida en Cristo gracias a las virtudes teologales infusas no adquiridas: Don de Dios y fruto de la fe del cristiano. Es preciso nacer de arriba: Caridad-amor, Padre; Fe-confianza, Hijo; Esperanza-permanecer y perseverar, Espíritu Santo.
  9. La vida cristiana, como don y tarea: 1) Ser y hacerse y sentirse hijos de Dios Padre; 2) Ser y hacerse y sentirse hermanos de Cristo; 3) Ser y hacerse y sentirse templos del Espíritu, habitados e impulsados por el poder de Dios.
  10. Catecismo: nn. 232, bautismo en el Nombre… 234, misterio; 237, misterio en sentido estricto; 253 y ss. Dios es Uno; Dios es Trino.
  11. Dios Uno y Trino: Un solo Dios, único. Monoteísmo. En tres personas distintas: comunicado, relacionado, no solitario ni autosuficiente, sino comunión, familia.
  12. Aproximación teológica: Esencia y existencia en Dios; tan pronto como es, se da y se da totalmente para ser totalmente. Si no se diera, no existiría. Dios Padre es fuente de toda paternidad, realiza toda paternidad y acaba toda forma de paternidad. En Dios Padre en persona. Lo mismo el Hijo… Sólo Hijo, siempre Hijo y totalmente Hijo. Lo mismo el Espíritu o Amor-comunión…
  13. Reflejo de Dios Trinidad en las facultades superiores del hombre: 1) Memoria, Dios Padre; 2) Entendimiento, Dios Hijo, Verbo; 3) Voluntad, Espíritu Santo. Oración: Tomad, Señor, y recibid toda la mi libertad (Monoteísmo), mi memoria…
  14. Tres necesidades fundamentales del ser humano: 1) Ser afirmado, Padre; 2) Ser útil, Hijo; 3) Se acogido afectivamente, Espíritu.
  15. Las obras divinas y las misiones trinitarias llegan hasta el hombre y son participadas en el corazón creyente: Toda la vida cristiana es comunión con cada una de las personas divinas, sin separarlas de ningún modo… Catecismo: nn. 257- 260.
  16. El Espíritu derramado en nuestros corazones desde el Padre por el Hijo se une a nuestro espíritu para asegurarnos por el amor y la fe la presencia y la acción del Padre y del Hijo en nosotros: nos introduce en la vida de Dios, posibilitándonos ser y hacernos creadores con Dios Padre, redentores con Dios Hijo, y agentes de comunión y vivificadores con el Espíritu. Siempre por participación o adopción, no por esencia. Gracias a la inhabitación de las Personas en el creyente.
  17. Dios Padre: Características de su acción y sentimientos o experiencias religiosas correspondientes. Origen, creador, viviente, principio, tomó la iniciativa… Adoración, postración, abandono, alabanza… Sanación por el perdón… Antropología espiritual filial…
  18. Dios Hijo: Verbo increado, Verbo encarnado y Señor Jesucristo, glorificado, Mesías y Cabeza de la nueva creación. Nombres: sabiduría, hijo, impronta, imagen, amén, mente, proyección, rostro, gesto, sacramento, revelación… Personalidad: sensible, dichoso y feliz, reconciliado, religioso, poseído por el Espíritu, abandonado al Padre, paciente y humilde, amigo, solidario, nos hace partícipes de su Espíritu… Sentimientos: Amistad, confianza, intimidad, compañía, alegría, entusiasmo, celo apostólico, seguridad, ternura, enamoramiento, testimonio, responsabilidad, me ha tocado un lote hermoso.
  19. Espíritu Santo, Catecismo, 689 ss. Nombres: Viento, fuego, agua, lluvia, consolador, abogado… Sentimientos: Contemplación, descanso, consolación, sanación, lágrimas, unión mística, discernimiento, entusiasmo, canto en lenguas, anuncio del kerigma… Efusión permanente del Espíritu…
  20. Ceremonia de la efusión del Espíritu… como coronación del taller y curso de vivencias trinitarias: “Me quedan muchas cosas por deciros… “