[fbshare]

Recibir a Cristo Eucaristía es, al igual que el Bautismo,  uno de los más grandes sacramentos de la Iglesia, debiendo hacerse una preparación que parta de la familia, primera transmisora de la fe.  Es por ello que los Padres de familia de diez niños de la comunidad fueron guiados por el equipo de pastoral familiar, para que transmitieran a sus hijos los fundamentos doctrinales de la fe, buscando  que calen no solo en su inteligencia sino en su corazón; la preparación duro dos años.

La Primera Comunión por influencia del mundo se ha convertido en un acontecimiento social, pero por la preparación que han recibido los padres, fue una celebración familiar de compartir la alegría de recibir a Cristo  Eucaristía

San Agustín nos dice: Una “realidad en la que una cosa es lo que se ve y otra lo que se entiende. Lo que se ve tiene forma corporal, lo que se entiende posee efecto espiritual” (1). “Si quitas la palabra, no hay más que pan y vino; pronuncias la palabra, y ya hay otra cosa. Y esa otra cosa, ¿qué es? El cuerpo y la sangre de Cristo. Elimina, pues, la palabra: no hay sino pan y vino; pronuncia la palabra, y se produce el sacramento” (2).

(1) Sermón 272, 1.
(2) Sermón 229, 3.

2.18

2.17

2.16

2.15

2.14

2.13

2.12

2.11

2.10

2.9

2.8

2.7

2.6

2.5

2.4

2.3

2.2

2.1

2.19

2.22

2.21